Consejos para entrevista de trabajo

Como preparar y afrontar la entrevista de trabajo con éxito

La entrevista de trabajo, es el primer acto de comunicación que permite comprobar a la empresa conocer a la persona para el puesto ofertado. El objetivo de la misma, es analizar el perfil personal del candidato:

Capacidad profesional y personalidad, temperamento y habilidades sociales, así como sus puntos fuertes y débiles ante los demás candidatos. Por ello tiene tanta importancia lo que dices, como lo que no dices.

Los gestos, el tono y la forma,  tienen más importancia que el propio mensaje. Una vez hayas encontrado una oferta de empleo que te interese leete estos consejos con atención, te serán de mucha ayuda.

1. Antes de la Entrevista: Antes de acudir a la entrevista de trabajo debes cumplir con un requisito fundamental. Prepáratela. Quedas advetido, el entrevistador lo hará.

— Conoce todo lo que puedas de la empresa, te preguntarán seguro sobre ella.

— Estudia tus aptitudes, tu experiencia y tu educación.

— Lleva el currículum y conócelo perfectamente, ya que se basarán en él.

— Hazte una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos.

— Si te han citado por escrito, llama por teléfono para confirmar tu asistencia.

— No acudas con gafas de sol.

— Tu aparencia, debe ser neutra, sin ropa llamativa, bien vestido, limpio, afeitado o con la barba bien arregalada, sin perfume o colonia en exceso, un toquecito como mucho, no os maquilleis las mujeres demasiado.

— Ve solo/a, lo contrario denotaria inseguridad.

— Llega pronto (10 minutos antes)

2. Durante la Entrevista: Crea una buena impresión, esto es muy fácil decirlo claro. Las primeras impresiones son de gran importancia. Muchos empresarios consideran que tras haber visto entrar por la puerta a un candidato, observar la forma de dar la mano y sentarse, son capaces de decidir sobre su valía.

— No fumes ni mastiques chicle mientras esperas que llegue el momento. Fumar, además de que puede estar prohibido, denota dependencia, nerviosismo y poco control de tus emociones.

— Saluda al entrevistador con una fórmula casi formal: Buenas tardes Señor/a y aunque le hayan dado paso al despacho o lugar de entrevista pedir permiso para estar en dicho espacio. “Buenas tardes, Da usted su permiso?”

— Siéntate derecho/a, ni al borde de la silla (inseguridad), ni acostado (falta de respeto)

— Espera a que el entrevistador extienda la mano, si no, no seas tu quien se la extienda.

— El apretón de la mano que sea decidido, no te pases a ver si no vayas hacerle daño, sonríe y mirale a los ojos, un apreton decidido no es de fuerza si no de seguridad.

— No te sientes hasta que te lo digan.

— No tutees si no te lo indican, al tutear a una persona no desistas en dar un punto de respeto, Tutear no es sentirse de la familia, sino de compañero de oficio.

— Muestrate atento/a y simpático/a. No inviertas en chistes, seguramente pensaria que estas ahi como si fueras ha hacer el centro de atencion de gracia de los demas compañeros, no estaras para trabajar y te descartará.

— Evita ponerte nervioso/a y los gestos que lo indiquen como morderte las uñas, golpear con el bolígrafo en la mesa, agitarte en el asiento, mover las piernas en exceso, o jugar con las joyas o complementos.

— No interrumpas, ni contestes antes de que haya terminado la pregunta, nunca contestes con otra pregunta ni uses comentarios ni opiniones que no se te haya pedido.

— Mira al entrevistador a los ojos, pero sin intimidar, un truco sencillo es mirar al entrecejo, “donde nace la nariz” y mirar con interes pero sin demostrar indiferencia.

— Deja que él tome la iniciativa, aunque sea algo lento debes asentir con la cabeza o con la sonrisa, como que estas preparado/a para recibir cualquier pregunta.

— No hables demasiado, ni demasiado poco, muchos entrevistadores deciden escribir escuetos resumenes de tu respuesta, como el psicologo que lee entre lineas su impresion de cada respuesta y el exceso de informacion genera respuestas de ansiedad.

— Cuida tu lenguaje. Los acentos o las expresiones que denoten carencia de vocavulario, como cuando terminas una respuesta con la pregunta, ¿entiende?, ¿sabe?, ¿o no?, ¿eh?.

— No peques de agresivo/a ni de sensiblón/a, cruzar los brazos entre el interlocutor y tu hace que piense que no estas preparado/a para comunicarte y estas deseando terminar con la entrevista.

— No te aproximes mucho a él, todos tenemos un margen de seguridad, la proximidad solo la puede ofrecer el o ella, en caso de que se acerque demasiado y no te sientas agusto con esto, puedes poner el maletin o bolso entre los dos.

— No pongas los codos encima de la mesa del entrevistador, es un consejo puesto que eso demuestra cansancio y aburrimiento.

— Si te ofrecen una bebida puedes aceptar pero, que no sea alcohólica ni lactea, si es algo frio que sea agua sin gas o una infusion.

Piensa antes de contestar, pero no esperes demasiado tiempo para responder, podría parecer síntoma de distracción.

— Responde clara y brevemente.

— Di siempre la verdad, cualquier otra pregunta que no estes en seguridad de responder, puede hacer aparentar mentira en otra respuesta dada anteriormente, asi que aprende bien tu curriculum.

— Si te preguntan sobre ti mismo/a, enfatiza tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos, las preguntas personales siempre deberan enfatizar tu experiencia laboral, si pregunta por tu familia puedes atraer la pregunta a los valores de trabajo gracias a ellos.

— No uses palabras rebuscadas, tener vocavulario amplio es bueno, pero ante lo directo siempre con la senciyez

— No respondas con evasivas o dudas, ni con monosílabos.

— No utilices expresiones tajantes “siempre, nunca”, ni utilices coletillas”osea”, “este”, “bueno”…

— Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no lo supliques.

— No hables mal de las empresas en las que has trabajado ni critiques a pasados empresarios o jefes, podrian ser ellos los siguientes y eso no es para estar dispuesta ninguna empresa.

— No te niegues a responder preguntas, si te hacen preguntas privadas de tipo cómo: si va de viaje con su novio/a ¿ qué piden una o dos habitaciones?; responde que en tu opinión ese asunto es irrelevante para deducir tu idoneidad para el puesto al que optas. Dilo con seriedad pero no con agresividad. Estas preguntas valoran tu control emocional, y como deciamos antes, incluso con interpretacion hacia el trabajo y sonriendo.

Piensa positivamente

— No pidas el puesto como si fuera una limosna, no digas que necesitas con urgencia el trabajo.

— Si acabas de terminar tus estudios di “estoy disponible para trabajar y dispuesto/a a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios. “

Haz preguntas

— Sobre las posibilidades de promoción, la empresa o el puesto de trabajo, eso muestra interés, además que te será útil también a ti a la hora de decidirte.

Finalmente, Expresa tu agradecimiento al despedirte.

 

3. Después de la Entrevista: Recuerda la entrevista, analiza como ha sido, que resultado ha dado, que puntos fuertes y débiles has tenido, etc. Te puede ayudar para tu próxima entrevista.

Sabes Compartir on EmailSabes Compartir on FacebookSabes Compartir on TwitterSabes Compartir on Youtube
Sabes Compartir
Editor at comosabes.com
Siempre necesitamos mensajes, ideas o humor para compartir con amigos en redes sociales, la vida es mas rica compartida, Lo Mejor de la Vida es Como Sabes Compartir lo mejor para el mundo, amigos, vecinos y familias.

Acerca de Sabes Compartir

Siempre necesitamos mensajes, ideas o humor para compartir con amigos en redes sociales, la vida es mas rica compartida, Lo Mejor de la Vida es Como Sabes Compartir lo mejor para el mundo, amigos, vecinos y familias.
Marcar el Enlace permanente.

82 comentarios

  1. Pingback: prespes

  2. Pingback: alexander law firm