Como sabes cuidarte de mosquitos


Con la llegada del verano, nos enfrentamos al ataque de los mosquitos, ya no es que estemos cerca de ellos o ellos se acerquen a nosotros, la realidad es que nuestras costumbres cambian marchándonos a lugares que, como es lógico, haya mas humedad o por la comodidad de estar más fresquitos. Pero ellos ya están ahí, Los mosquitos se presentan siendo la pesadilla de niños y adultos.

Los mosquitos eligen a sus víctimas por la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que exhalamos al respirar y no, como afirma la creencia popular, por lo “dulce” de la sangre, según revelaba un estudio publicado recientemente en Nature.

 

Un ser humano produce cada día aproximadamente un kilogramo de CO2, y cada vez que exhala -unas 13 veces por minuto- emite más de cien miligramos de este gas. Los mosquitos detectan una corriente con pulsaciones de CO2, de la que deducen que detrás hay “sangre fresca” para alimentarse. El dióxido de carbono emitido al respirar es mayor en los adultos que en los niños, y su cantidad varía en función de la dieta y del ejercicio físico que se sigan. Lógicamente los niños en su determinación por el juego y estar siempre en movimiento son el centro de atención en muchas ocasiones.

De hecho, entomólogos de la Universidad de Florida (EE UU) han desarrollado trampas para estos insectos que emiten dióxido de carbono como lo haría una persona o un animal.

El ácido láctico que emitimos al respirar o a través del sudor también atrae a estos insectos. Las personas más altas y las mujeres embarazadas emiten más ácido láctico y CO2, por lo que son “blancos” perfectos de los mosquitos. Las personas que acaban de hacer ejercicio físico intenso también resultan muy atractivas para los insectos.

¿Así que lo mas lógico para no atraer la atención de estos mosquitos seria la higiene y dejar de respirar?, lógicamente ¡No!

 

Aquí unos consejos para evitar los mosquitos:
Utilizar un repelente, si se vive en una zona donde abundan insectos, se puede elaborar un repelente natural con los siguientes elementos: dos cucharadas de clavo de olor, 6 cucharadas de tilo y un litro de agua. Hervir el clavo durante 5 minutos, retirarlo del fuego y añadir el tilo. Filtrar la loción y guardar en una botella. Impregnar con un algodón las zonas expuestas del cuerpo.

Colocar al pie de la cama un recipiente con una mezcla de esencias de lavanda, toronjil y geranio esas plantas repelen a los insectos.

Algo importante, preguntar al farmacéutico y comprar una crema para picaduras, ya que los más pequeños no aguantan el impulso de rascarse la piel afectada y son muy propensos a infecciones por culpa de esta acción.

Esperemos y deseamos que consigáis tener unas vacaciones gratificantes y sin muchas visitas de estos mosquitos.

 

Sabes Compartir on EmailSabes Compartir on FacebookSabes Compartir on TwitterSabes Compartir on Youtube
Sabes Compartir
Editor at comosabes.com
Siempre necesitamos mensajes, ideas o humor para compartir con amigos en redes sociales, la vida es mas rica compartida, Lo Mejor de la Vida es Como Sabes Compartir lo mejor para el mundo, amigos, vecinos y familias.

Acerca de Sabes Compartir

Siempre necesitamos mensajes, ideas o humor para compartir con amigos en redes sociales, la vida es mas rica compartida, Lo Mejor de la Vida es Como Sabes Compartir lo mejor para el mundo, amigos, vecinos y familias.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.
  • Otras Propiedades y Anuncios

    Anunciados en Paginas Web